martes, 17 de abril de 2012

¿Pasa el futuro de Blackberry (RIM) por Windows Phone?


La noticia llegó, para muchos, demasiado tarde. La dimisión de Jim Balsilie yMike Lazaridis se esperaba y no habido margen para la sorpresa. De haberla, en todo caso, sería por lo mucho que se ha tardado en adoptar esta traumática decisión. Hace apenas un mes nos hacíamos eco de las críticas perspectivas de la compañía de cara al año que acaba de dar comienzo, y ya entonces se hacía evidente que las medidas drásticas eran perentorias. La primera y más evidente, reemplazar a la dirección que había conducido al creador de las BlackBerry a esa situación. La medida no ha resultado fácil puesto que ambos directivos también fueron responsables de encumbrar a los famosos dispositivos durante largos años de reinado como smartphones de referencia. Sin embargo, ¿es suficiente dicha medida para sacar del atolladero, y sobre todo, vislumbrar un futuro de éxitos para la compañía?



 

Un cambio de plataforma


RIM lleva tiempo y dinero dedicado a BlackBerry 10, una plataforma propietaria con la que pretende dar servicio a su gama de smartphones y el tablet PlayBook. Sin embargo, dicha plataforma se enfrenta a dos graves problemas: llega demasiado tarde y a un mercado ya bien surtido de opciones por un lado, y por otro, los canadienses han menospreciado trágicamente el peso de la imagen y la usabilidad en una plataforma. iOS y Android son ecosistemas cotizados y codiciados por el usuario. El grueso del mercado que quiere hacerse con un smartphone optará por una de las dos plataformas de moda.

RIM ha ignorado el elemento ‘cool’ de la plataforma y ha jugado todas sus bazas al desarrollo tecnológico de la misma. La apuesta de los creadores de las BlackBerry pasaba por considerar que el grueso de sus usuarios optaría a ciegas por la nueva apuesta que saliera de fábrica. Craso error. Losestudios apuntan a que una parte muy importante de los propietarios de las BlackBerry quiere cambiarse a Android o iPhone. Las crackberry son perfectas para el trabajo pero el usuario medio quiere algo más.

Este factor está motivando un movimiento en masa hacia ambas plataformas y otro contendiente, Microsoft, quiere hacerse un hueco a golpe de talonario (son varios los analistas que predicen que lo lograrán). El mercado de los smartphones quedará de esta manera en una guerra de tres: Apple, Google y Microsoft con Nokia... y ¿BlackBerry? No hay hueco para más y los canadienses no podrán imponer una nueva plataforma.

En este sentido, son muchas las voces que apuntan, desde hace tiempo, hacia un posible cambio de plataforma por parte de RIM, y entre las dos opciones disponibles, Android o Windows Phone, uno se inclina a apostar por la segunda. En primer lugar, tenemos muy vivo el movimiento realizado por los de Ballmer con Nokia: Microsoft no tendrá inconveniente en inyectar dinero en una nueva alianza, máxime con el parque de móviles que cuentan los de Waterloo. En segundo lugar, Android parece que podría ser la plataforma dominante de aquí a dos años vista y Google cuenta ya con suficiente oferta de fabricantes para distribuir su sistema operativo (por no mencionar la adquisición de Motorola).

Fuente : El Confidencial


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada